No sólo de música brasileña vive el hombre (II)


Barbara Kruger

Barbara Kruger

Para de lo que voy a escribir ahora, hace no mucho tiempo, me hubiera puesto una banda negra en los ojos para que no se me reconociera, como en los programas de televisión de testimonios, pero como mi época radical bolchevique hace tiempo que la pasé y te das cuenta que nunca puedes decir de éste agua no beberé, voy siendo más flexible y tolerante (sobre todo conmigo mismo, soy yo mi mayor inquisidor) y voy aprendiendo a verle el lado positivo a las cosas, a ser menos brasa y sermonear menos a la gente, darme unos puntitos en la boca, y allá cada cual con su ley, que yo me debo a la mía.

 

Y es que, sí amigos, se trata del Facebook, esa comunidad social virtual que se ha extendido por el mundo como la pólvora. La primera noticia que tuve de ella hizo que se me erizara el pelo y que pensara que en la vida me metía yo en una cosa de esas. Fue por una noticia en el periódico, en plena campaña de las elecciones generales de 2008, en la que vi que Mariano-nonaino Rajoy se había abierto un perfil, “para estar más cerca de la gente de la calle”. Era una invención de unos estudiantes de Harvard, que la habían creado para estar en contacto entre ellos, y se acabó extendiendo por todo el planeta. Al final me acabé abriendo un perfil porque todo el mundo lo tenía. Pasé mi época de estar enganchado, y cuando le vi todo lo malo e irreal que tenía (que es mucho y llenaría páginas con ello, pero hoy hablaré de lo bueno), me salí, no sin antes enviar un mensaje de dos páginas a todos mis contactos, explicando tranquilamente mis razones para salirme y lanzando varias cuestiones al aire para que los susodichos se las plantearan. Obviamente, no sólo nadie pensó en dejarlo, sino que meses después yo volví a caer en sus redes, más profundamente que antes además. Supongo que pasar el verano más tórrido que se recuerda en Santomera también ayuda.

Pues lo bueno es que de repente te das cuenta de que puedes entrar en contacto con mucha gente que tenías perdida. Y aunque no siempre tengas muchas cosas que decir a cada uno de ellos, sí que se pueden compartir muchas cosas interesantes con muchos de tus amigos, rápidamente, y además en común. Sigo pensando que la mayor parte de cosas que te ofrece el Caralibro son simples y llanas chorradas para matar (o perder) el tiempo, además de cuestiones de privacidad de datos, fotos, exhicionismo que a veces roza la chabacanería (a veces parece el ¡Hola!, pero con noticias de la gente “normal”), pero yo me agarro ahora a lo bueno que me aporta. Una de las premisas altermundialización es reinventar y reciclar las cosas que el sistema nos da para darles un uso beneficioso para nosotros, causándonos los mínimos dilemas ético-morales posibles. Un cincel, según el uso que se le dé, puede servir para modelar una bella escultura o para cometer un asesinato con ensañamiento, nocturnidad y alevosía. Una de las tantas enseñanzas que podemos extraer de un filme tan profundamente filosófico como Instinto Básico es que un picador de hielo puede servir tanto como para preparar un delicioso mojito como para asesinar a un tipo siguiendo los pasos de un personaje de una novela policiaca negra. Pues con el Facebook igual.

Y con lo melómano que yo soy, obviamente lo que más me gusta es toda la música nueva que he conocido casi sin comerlo ni beberlo. La gente va compartiendo sus descubrimientos en música, cine, ilustración y arte gráfico, noticias, política, etc., y es lo que yo tomo, con lo que me quedo, y yo intento pagar esa “solidaridad artística” con otras cosas que creo la gente debería conocer. Y este verano eso es lo que más me ha sorprendido entre otras cosas, la ingente cantidad de música maravillosa nueva que me han hecho llegar. Y a mí me ha venido muy bien ir tomando esos artistas como pildoritas, porque normalmente me entra la vena pirata y me hago en un abrir y cerrar de ojos con una cantidad de música y películas que ni mis bis-sobrinos (¿?) podrán llegar a escuchar y/o ver en su totalidad. Otros ritmos, otras formas, y en este caso, otras fuentes. Y como dicen los Aslandticos, me he quitado la venda, y de igual manera que mucha gente me ha pasado graciosamente sus perlas, aquí las pongo yo ahora, para quien tenga una tarde cansada y perezosa (como la que me ocupa) y quiera abrirse a mundos que el mainstream nos tiene vetados. Soy un “indiegente”, que no gente indie.

Pasen y vean lo que ésta malévola herramienta imperialista nos puede llegar a brindar gracias a la curiosidad de los que en ella se mueven, se deslizan y escapan. Bon appétit.

 

LUMMU PERSCH – MOVING SOUNDS

Casi 7 años sin ver a Cristina (también conocida como Brumaland), y de repente me invita a ver un concierto en Murcia de su nueva e hipnótica banda, donde se entrecruzan y conviven en paz y harmonía influencias como Russian Red, Madredeus, Giulia y los Tellarini o Yann Tiersen. No se puede explicar con palabras, hay que ir a verlas (hay un chico en la banda, pero está en minoría ;-). Aquí su myspace. El blog Petit atelier, de la multifacética Cris Quiles, harpa y xilófono en Lummu Persch, en los enlaces “Sentimientos afines” a la derecha de este blog.

THE NATIONAL – FAKE EMPIRE

Banda afincada en Brooklyn, se hicieron muy conocidos en los círculos indies gracias a su cd Boxer (2007).

ELBOW – ONE DAY LIKE THIS

Una banda inglesa en la mejor tradición del pop inglés, pero dándole nuevos bríos. La voz del cantante es alucinante.

DIONYSOS – TES LACETS SON DE FÉES

Grupo francés que hace una especie de jazz manouche moderno, siempre con unos videoclips muy sugerentes y originales.

EELS – THAT LOOK YOU GIVE THAT GUY

Un curioso y huraño cantante folk norteamericano. Esta canción de tarde de domingo es de su último cd, Hombre Lobo.

ASA – FIRE ON THE MOUNTAIN

O cómo reinventar el reggae haciendo reggae de toda la vida. Cantante nigeriana afincada en París. Con sólo un cd publicado empieza a ser una sensación en el país vecino.

CHARLY GARCÍA – TOTAL INTERFERENCIA

El loco del bigote blanco sólo con el piano. Bello.

 LADY LINN – I DON’T WANNA DANCE

Una chavala belga (de la parte flamenca) que parece haber nacido en Nueva Orleans por su estilo musical, y mucho más regular en su repertorio que esa sombra llamada Amy Winehouse.

SOCALLED – (THESE ARE) THE GOOD OLD DAYS

Un freakie canadiense que hacer maravillas con los samplers y los loops.

FON ROMÁN – COLEGIO VACÍO

El primer disco en solitario del ex-guitarrista de Los Piratas. Folk anglo en español.

HERCULES AND LOVE AFFAIR – BLIND

Un tema disco con la memorable participación de Anthony Hegarty, de Anthony and the Johnsons.

GABRIEL RÍOS – ANGELHEAD

Un puertorriqueño afincado en Gante (Bélgica parte flamenca) que canta en spanglish y que utiliza miles de trastos electrónicos para crear su sonido. Todo un feliz descubrimiento.

REGINA SPEKTOR – LAUGHING WITH

Una cantante y pianista rusa que emigró con 6 años con su familia a EE UU. De pequeña escuchaba The Beatles y Queen y cuando se hizo mayor se hizo amiguita y telonera de The Strokes. Ya la conocía pero he de decir que aparte de una canción, para mí pasó bastante desapercibida… hasta ahora. Hay que rendirse ante la evidencia.

THE NEW RAEMON – ELENA-NA

El disco de este catalán estaba en el escaparate del Loop, un bar de música pop al lado de mi casa en Granada. Estuve pasando meses y viendo el vinilo. La curiosidad me picaba pero no lo suficiente como para buscar cosas de él.

AMPARANOIA & TIKEN JAH FAKOLY – PLUS RIEN NE M’ÉTONNE

Ya conocía un poco de esta bestia del reggae en francés, pero esta versión me mata. Qué simple y que estratosférica al mismo tiempo.

LITTLE JOY – UNATTAINABLE

Si no me equivoco, en el backstage de un Rock in Rio de Lisboa, coincidieron The Strokes (banda neoyorquina de rock) con Los Hermanos (banda brasileña de pop-rock)… en ambas bandas había un miembro que estaba un tanto cansado del rumbo que habían tomado sus respectivos, así que después de charlar varias horas de madrugada decidieron que montarían un proyecto paralelo. Meses después se unieron a una cantante en Nueva York y dio como resultado Little Joy.

TRICOT MACHINE – LES PEAUX DES LIÈVRES

Grupo canadiense. Una canción absolutamente deliciosa sobre el invierno en Montreal, con un videoclip onírico, hecho con más de 700 tapices tricotados (¿se dirá así?) en stop motion. Pura magia, imposible no conmoverse.

4 respuestas a No sólo de música brasileña vive el hombre (II)

  1. loreto dice:

    Hola Pablo!!!!!Oye pues agrégame como amiga en facebook!nos conoceremos el día 30, supongo….

    Muchas gracias por las cosas que dices de mi texto, yo siempre me alegro de encontrar un fan de Aub….

  2. […] NO SOLO DE MÚSICA BRASILEÑA VIVE EL HOMBRE (II) […]

  3. Reaper dice:

    Ya es fin de semana y terminé de leer y escuchar esta segunda entrega.
    Tengo que recalcár la buena selección se música de este post y que, al igual que la vez anteríor, tengo mis ya conocidas y mis preferidas.
    En esta ocasion me gstaron mucho: Angelhead, (These are) the Good Old Days, Total indiferencia, Tes lacets sont des fées y One Day Like This.
    Alrato paso a checar los otros post musicales y a dejarte algunas recomendaciones.

  4. nefelibatrad dice:

    Una vez mas, gracias Reaper por tus comentarios y apreciaciones, siempre son muy bienvenidas. Estare encantado de recibir tus recomendaciones. Un abrazo desde Londres!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: