Obsesiones de un mes de junio

26 junio 2010

Caetano Veloso versionando Billie Jean de Michael Jackson (con sorpresa final)

Un cuento de niños para adultos del recientemente desaparecido José Saramago, uno de los más grandes.

Descubrimiento maravilloso que me llegó del Realejo granaíno.

Actuación impresionante del bueno de Milton Nascimento con su amigo Wagner Tiso.

Staff Benda Bilili, un grupo musical que viene del Congo. Unos fieras increíbles con un directo brutal que pude disfrutar hace una semanita gratis por el día de la Fiesta de la Música.

Anuncios

El día que desaparezca en la curva del cielo

17 junio 2010

Cuando una de tus aficiones es investigar en busca de música (rara, buena, extraña, original, atrayente, bailonga, alegre, tristona, experimental, desconocida, etc.) corres el riesgo de encontrarte a veces con ciertas cosas que no esperabas, que no las ves venir, te golpean de lleno y que te dejan fuera de combate. Esta canción, del artista brasileño Amnese, es una de esas raras coincidencias que nos depara la vida.

O DIA EM QUE RESOLVI SUMIR – AMNESE

Um dia eu resolvi sumir.

E eu sumi porque eu queria ver
Como é que o mundo giraria sem mim.
Antes, antes de tudo isso,
Até queria ser invisível,
Só pra não ser notado,
Esconder-me, desaparecer.

Mas só agora, depois de tanto tempo,
Depois de um dia horrível,
Uma noite sem dormir,
Foi que eu deixei todas as coisas
e com a roupa do corpo,
algum dinheiro no bolso,
Eu saí por ai. fui lá, no alto,
Só pra descobrir que o mundo continuava a girar sem mim.

Isso foi no dia em que eu resolvi sumir.

Foi assim que eu resolvi desaparecer,
Eu desapareci pra procurar,
E procurar que sempre foi transitivo direto, sempre foi,
E que agora desconhecia qualquer complemento e isso,
Meu amigo, isso, isso não era a única coisa
Que não fazia sentido algum por aqui.

E se você soubesse o quão egoísta eu me sentia,
Você entenderia porque que naquele dia eu resolvi sumir.

E eu sumi porque mesmo o mundo,
Ele girando sem a minha força,
Girando sem depender de mim,
Sem a minha vontade, o meu mundo,
O meu mundo, esse nunca tinha saído do lugar.

E agora eu não posso mais esperar
pra ver o meu mundo começar a girar.

Talvez tenha sido que eu tenha ido procurar.

Depois que eu fugi, eu fui procurar por Sofia.
Sofia estava na curva do céu.

Mi traducción de la letra.
EL DÍA QUE DECIDÍ DESAPARECER – AMNESE

Un día decidí desaparecer.

Desaparecí porque quería ver
como el mundo giraría sin mí.
Antes, antes de todo eso,
incluso quería ser invisible,
solo para pasar desapercibido,
esconderme, esfumarme.

Pero solo ahora, después de tanto tiempo,
después de un día horrible,
de una noche sin dormir,
ahora he dejado todas mis cosas
y con la ropa que llevaba puesta,
algún dinero en el bolsillo,
me fui por ahí. Me fui para allá arriba,
para entonces descubrir que el mundo seguía girando sin mí.

Eso pasó el día en que decidí desaparecer.

Fue así como decidí desaparecer,
desaparecí para buscar,
buscar siempre fue transitivo directo, siempre lo ha sido,
y ahora desconocía cualquier complemento y eso,
mi amigo, eso, eso no era lo único
que no tenía ningún sentido por aquí.

Y si supieras cuán egoísta me sentía,
comprenderías porque aquel día decidí desaparecer.

Y yo desaparecí porque incluso el mundo,
girando sin mi fuerza,
girando sin depender de mí,
sin mi voluntad, mi mundo,
mi mundo, siempre estuvo en el mismo lugar.

Y ahora ya no puedo espera para ver
que mi mundo empieza a girar.

Tal vez sea eso lo que fui a buscar.

Después de haber huido, fui en busca de Sofía.
Sofía estaba en la curva del cielo.

 


Polvo globalizado

17 junio 2010

Hace no demasiado tiempo recibí la visita de mi amigo Adrián, que se trajo el sol desde Madrid y se lo volvió a llevar al partir. Hay personas que paren poemas en las calles soleadas de París, así, como si tal cosa, tan sencillo como eso.

POLVO GLOBALIZADO

Adrián Ballester Cerezo
Paris. 4.VI.2010

 

Está bien que sepas
que donde tú y yo tiernamente
fluctuamos, es un rincón parte
de la aldea global.

Te aviso porque acá
de veras cayeron las fronteras
y, cada noche, hay libre tránsito
de bienes y especies.

Al contrario de ahí fuera,
aquí no se pronuncia lucro
ni acciones y nuestro mercado
de valores admite cualquier empresa
cuya misión sea embadurnarse
de placer al cierre de la jornada.

Es globalizado porque tu piel y mi
piel son intercambiables por aquellas
que brillan ofreciéndome fruta,
licor o textiles en la plaza pública.

Realmente acá todo está conectado.
Sin duda lo muestra tu rostro,
dentro veo las miradas tras las cuales
mi deseo se marchó cuarentayocho
de las veinticuatro horas del día.

Por tanto,
en este lecho mundial
la rentabilidad se liquida
con cada amanecer
y la productividad es un concepto
que responde al tiempo
durante el cual permanecen
salivados nuestros nombres
por bocas compartidas.

Una vez que no te es
ajeno el tipo de cambio
establecido, puedes quedarte
o salir al otro mercado
globalizado donde se rinden cuentas
sin memoria ni piedad.

 


O telefone tocou novamente

3 junio 2010

Microrrelato presentado al Premio Revista Eñe de Literatura Móvil:

Julio no supo qué pensar cuando, hablando por teléfono con su ex novia, con la que había cortado no hace mucho, y después de haber discutido durante más de una hora con ella, él le preguntó: “Y además, ¿sabes quién de los dos provocó nuestra ruptura con su actitud?”, y tras escuchar un bufido, tan solo recibió por respuesta el tono del teléfono que le decía: “Tú, tú, tú, tú, tú, tú, tú, tú, tú, tú, tú, tú…”.

El relato mezclado con (qué insolencia) Apesar de você de Chico Buarque:


A %d blogueros les gusta esto: