Y que no nos falte la palabra…


Este mes la cosa va de concursos de amigüitos del trabajo. En esta ocasión es el ínclito e inefable Juanlu Fajardo quién organiza un pequeño concurso para la página española de PriceMinister. Este adalid de la causa sevillista nos pide hablar sobre alguna de las novedades literarias de este año 2011.  A cambio de tu opinión ganas seguro un libro que recibirás en tu casita. Tentador, ¿verdad? Si estás interesado/a, échale un vistazo a lo que nos propone en su blog. Y si quieres seguir aumentando tu librería (para después revenderla en el mismo sitio) echa un vistazo en Price a las secciones de literatura contemporánea, literatura de autores de lengua extranjera, literatura hispanoamericana o poesía.

Echando un vistazo rápido por webs y blogs literarios he visto que este año nos depara alguna que otra sorpresa: nuevo libro de Juan Marsé y dos obras póstumas de Roberto Bolaño y José Saramago. Del primero me leí un librito hace mucho tiempo, Los misterios de colores. No me llegó. Del prematuramente desaparecido Roberto Bolaño he visto el documental sobre su vida (el año pasado) y antes de leerme ningún libro de él devoré todas las entrevistas que daba en la prensa que llegué a encontrar, me apasionaba esa insultante desidia con la que respondía a las preguntas. Y hace un par de veranos me leí un libro suyo que era totalmente subyugante: Estrella distante. Me impactó tanto que escribí algo en este mismo blog. De José Saramago me he leído varios libros y siempre me ha gustado, a pesar de que a veces se hiciera algo pesado con sus interminables descripciones y sus elucubraciones mil. Además, era portugués, y a mí lo luso me tira mucho.

Pero si hay un libro que sale este año (salió hace algo más de una semana de hecho) y que me atrae bastante es el 1Q84 de Haruki Murakami. Hace no muchos años que escuché hablar de este escritor nipón, y aunque todavía no me he leído nada de él, siempre me ha interesado toda información que he podido leer sobre su persona o lo que me han podido contar de su obra. Parece ser que es uno de los nuevos gurús (léase, un superventas “alternativo”) de la literatura actual, como pueden ser Paul Auster o Michel Houellebecq. No obstante he leído que se le asocia bastante la etiqueta de “escritor pop” por la manera que tiene de abordar sus novelas, que suelen contar, nada nuevo y todo por redescubrir, encuentros y desencuentros de mujeres y hombres en grandes ciudades, la recurrencia del pasado, los recuerdos y los sueños, todo ello aderezado con ligeros toques de novela pulp o novela negra.

Este libro me atrae, primero, porque un amigo mío, Gabriel Álvarez, un apasionado de la cultura y la lengua japonesa, ha hecho la traducción del japonés al gallego, y eso ya es motivo suficiente para que me pique el gusanillo de querer leerlo. Después porque el mismo autor reconoce que este es su proyecto más ambicioso, y teniendo en cuenta que el libro se edita en tres tomos (el tercero en 2012) que conforman más de 800 páginas, es como para creerle. Y tercero por lo que comentaba más arriba: porque me encantan las novelas urbanas (oscuras, asfixiantes, hipnóticas) de encuentros y desencuentros casi furtivos y/mágicos entre un hombre y una mujer y, en este caso, además (lo he leído por ahí, no podría saberlo de otra forma), porque el autor juega con los recuerdos de la infancia (el Japón de 1984) y con los sueños que se confunden con la realidad. Una novela que juega con el lector y que le deja jugar al mismo tiempo. Si no, vean lo que se imagina Haruki:

Buenas lecturas para este 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: