A night at the opera, ¡¡¡mamma mia, mamma mia!!!

1 julio 2012

Bueno, llego bien por los pelos, pero no quería dejar pasar la oportunidad de participar en un nuevo concurso que PriceMinister ha preparado para el Día de la Música. Para participar tan sólo tenía que hablar sobre un disco que me hubiera marcado y contar porqué, y el premio seguro es un reproductor mp3. Así que vamos a ello.

No negaré que siempre me cuesta mucho elegir un disco especial en concreto cuando por cualquier motivo se presenta la oportunidad, y es que no puedo negar que soy hijo de mi época. Es decir, musicalmente, soy hijo del mp3, de las descargas masivas de discos y de las listas de reproducción kilométricas con el botoncito shuffle (aleatorio) activado. Así que los discos importantes en mi vida son por desgracia pocos, pero por fortuna muy importantes. El que me golpeó con más fuerza fue sin duda el A Night of the Opera de Queen.

Ese vinilo llegó a mis manos cuando yo tenía apenas 15 años por medio de mi tío Quitín. Por aquella época yo empezaba a indagar y profundizar en mis gustos musicales, y mi tío siempre se prestó dispuesto y atento a guiarme por el “buen camino”. Cada vez que iba a su casa salía con algún vinilo mítico bajo el brazo: Mark Knoppfler, Neil Young, Led Zeppelin, Bob Dylan, Pink Floyd, Deep Purple, AC/DC, Eric Clapton, Supertramp, The Doors, The Police, David Bowie…

Después de varias semanas y meses pasándome vinilos, un día me dió un único disco. Me lo cedió como lo que era: un tesoro precioso que había que tratar con extremo cuidado, y me dijo que lo escuchara con mucha atención.

Salí de su casa intrigado y observando con curiosidad el escudo que reinaba (nunca mejor dicho) en la portada de aquel vinilo. Llegué a casa y me escabullí hasta la habitación de mi hermana donde había un equipo de música. Procuré no hacer ruido para pasar desapercibido con la intención de que nadie me molestara en la siguiente hora. Saqué el vinilo del envoltorio, lo observé con atención, lo limpié, lo coloqué en la pletina, me senté en la cama junto al equipo y le dí al play.

Recuerdo escuchar con mucha atención el disco, en silencio, serio, intentando comprender todo aquello que iba sonando por los altavoces: una colección increíble de rock progresivo, ópera-rock y glam, con toques de heavy, de folk, blues o música de cabaret, todo ello siempre dominado por potentes y extremas harmonías vocales y con un gran virtuosismo en las partes de piano y guitarra y, por supuesto, por la inigualable voz de un Freddie Mercury en plena ascensión hacia la cima de su teatralidad vocal.

Aquí el disco entero para escucharlo (mejor buscadlo con una mejor calidad de sonido).

Pero hay una imagen resume la primera escucha de aquel vinilo: cuando empezaron los primeros acordes de Bohemian Rhapsody, yo estaba sentado al borde de la cama, un poco intrigado y un poco asombrado por lo que había escuchado del vinilo hasta ese momento… pero cuando acabó la canción estaba extenuado, tumbado, mirando al techo con los brazos y la boca abiertos y las pupilas dilatadas como si alguien me hubiera lanzado por un acantilado. Fue una revelación total para mí. Prácticamente obvié y ni me dí cuenta de la versión de God save the Queen que venía a continuación y que cerraba el disco. Estaba en otra parte, muy lejos de allí.

Así que levanté la aguja con sumo cuidado y la volví a posicionar delicadamente justo al comienzo de la undécima pista, para volver a escuchar Bohemian Rhapsody.

A partir de la escucha de aquel vinilo me di cuenta de todo lo que me faltaba por descubrir en términos musicales. Me di cuenta de que aquello era apenas el comienzo de algo, y un frenético movimiento neuronal me entusiasmó ante el futuro emocionante que se intuía.

Para acabar, la primera parte de un documental que trata sobre At night at the Opera, con entrevista a los miembros de Queen, amigos, productores, músicos influidos por el disco, etc. Muy interesante. Que disfruten.


Nueva sesión de Dj PaÜh: con un par de huevos (de tres yemas)

8 marzo 2012

Imagen

(No tengo los créditos de la imagen. Disculpen la indecencia)

He vuelto a dejar suelta a una de mis múltiples personalidades, y esta vez se me ha vuelto a escapar Dj PaÜh. En mi ausencia parece que ha estado recopilando una sugestiva selección de canciones compuesta en su mayoría por mashup’s, con un ligero toque de un par de versiones y un par de remixes.

Me quería demostrar a mí mismo que puedo mantenerme dentro de unos términos decorosos y no flirtear con el frikismo extremo en una sesión. Pero como estoy enganchado a los mashups, de todas formas seguro que no dejo a muchos contentos. Es lo que tengo, antes muerto que “sensillo”.

Aquí dejo pues esta hora y media de mashups, gracias a la cual podréis escuchar más de 40 grupos o solistas míticos como nunca antes los habíais escuchado. Por si queda alguna duda, yo solo he hecho la selección de los temas. Déjense llevar y que la disfruten.

La introducción y el final (sí queridos amigos, se puede llegar a esuchar hasta el final y no pasa nada), que tan burdamente he editado, pertenecen a un vídeo mítico para mí, una de las fabulosas imitaciones de Berto Romero en Buenafuente (uno de los programas de televisión buenos que ha habido en la última década y que se pueden contar con una mano), esta vez, imitando al guitarrista más influyente de la historia: Jimi Hendrix.

Y para acabar y siguiendo con el tema, un vídeo-chascarrillo facilón, como a mí me gustan. Descubierto por mi nueva compi de piso, que es un primor, y unos amigos suyos, que son igualmente primorosos. Ahí va, Arguiñano y sus huevos, ¡yeeeeaaaahhhh, grrrrrr, grrrrrr!

Disfruten, sean felices.


El olvido está lleno de memoria (próximamente en Radio Almaina)

13 diciembre 2011

Inicio de "El libro de los abrazos", de Eduardo Galeano

Aquí os dejo el programa O, el programa piloto de El olvido está lleno de memoria, un programa semanal que próximamente presentaré en Radio Almaina, la radio libre de Granada. Este proyecto ha sido aprobado por la asamblea de Radio Almaina que se ha celebrado hoy.

ESCUCHAR EL PROGRAMA PILOTO (52 min):

'El olvido está lleno de memoria', ¡MUY PRONTO EN EL AIRE!

Título del programa

EL OLVIDO ESTÁ LLENO DE MEMORIA

Concepto:

El concepto del programa se basa en tratar de recordar semanalmente ciertos hechos, eventos, efemérides importantes o interesantes que coincidan con la semana de la emisión, como una manera de mantener la memoria y recuperar ciertos hechos relevantes que se han ido perdiendo con el paso del tiempo y que sobre todo han sido olvidados por los grandes medios de masas.

Intentaremos en la medida de la posible buscar un equilibrio en la temática entre política, cultura, ciencia y arte en general y literatura en particular, aderezado con un poquito de humor.

Además y sobre todo se programará música de calidad y original, de todos los estilos e idiomas posibles, con especial querencia por las músicas del mundo.

Para no hacer un programa tan frío, en el sentido de que solo se hable de hechos históricos y culturales, en cada programa habrá un invitado al que se le dedicará un mínimo de un cuarto de hora,  una persona normal que tenga algo que aportarnos, una canción que proponernos, y que nos hable de los recuerdos que le traen esas canciones, porque todo el mundo tiene algo que contar.

Este programa pretende ser un pequeño refugio para el recuerdo y la memoria de cada uno de nosotros. Trataremos de realizar el difícil ejercicio de rescatar del olvido ciertas cosas que a veces acabamos por arrinconar en algún lugar de la memoria, y así devolverlas de alguna manera a la vida. Sin más pretensiones que pasar un buen rato con algo de buena música para evocar otros tiempos. Porque como dice Mario Benedetti: “En el fondo el olvido es un gran simulacro / nadie sabe ni puede / aunque quiera / olvidar”.

Guión del programa O:

Cuban Jazz Combo – September (versión de Earth, Wind & Fire).

Textos: Mario Benedetti, “Ese gran simulacro”; Eduardo Galeano, “El libro de los abrazos”.

Tote King & Xhelazz – Algo más que recuerdos.

Efemérides: Max Planck y su teoría de la física cuántica.

Antonio Vega – Una décima de segundo.

Woody Allen – Annie Hall (fragmento).

Efemérides: Huelga General de 1988, intento de agresión a G.Bush en 2008 por un periodista irakí.

Dj Schmolli – In the mood for some killing (Rage Against The Machine Vs. Glenn Miller).

Aniversario: Óscar Niemeyer (cierre del Centro Cultural Niemeyer de Avilés).

Natiruts – Deixa o menino jogar.

Efemérides: muerte de María Teresa León, textos de la autora y de Rafael Alberti.

Javier Ruibal – Sueños (letra Rafael Alberti).

Efemérides: Arresto domiciliario de Augusto Pinochet en Chile, golpe de estado chileno.

Calle 13 – Latinoamérica (con Totó La Momposina, Susana Baca y Maria Rita).

Efemérides: muerte de Enrique Morente. Texto de Eduardo Galeano.

Enrique Morente – Estrella.


Sesión de Dj PaÜh en el Entresuelo de Granada

8 octubre 2011

Dicen que una de las cosas más reconfortantes de la vida es el llegar a trabajar en aquello que te gusta. A mí me gustan muchas cosas, pero la música me apasiona. Y resulta que este mismo mes de octubre tengo programadas un par de sesiones en Granada, donde siempre he querido pinchar.

Simplemente dejo aquí el cartelito que he hecho esta tarde para ponerlo por la ciudad. Si están por aquí cerca, será un placer que asistáis. Si no, simplemente podéis ver una muestra de la música que suelo pinchar en las dos sesiones que encontraréis en las dos entradas precedentes. Disfruten.

La imagen del cartel es un dibujo del dibujante brasileño Will Murrai (Por cierto, he modificado la barriguita de la chica, que en la original estaba famélica... ¡la carne es bella!)

 

La frase que dice esta alterego de Carmen Miranda está extraída del célebre vídeo de Muchachada Nui…


Las infinitas posibilidades de tus sueños

1 octubre 2011

Granada explota de ideas

Enlace a la página de la sesión, con la lista completa de canciones.

Aquí dejo una nueva sesión que he hecho con una muestra de la música que tengo por ahí escondida. Esta sesión es bastante más cañera que la anterior, y de hecho me gusta más cómo ha quedado, por la selección de temas y por su orden. Poquito a poco y con paciencia iré puliendo fallos. Espero que les guste.

La introducción de la sesión la he sacado de la famosa “escena del ukelele” de la magnífica película Waking Life (Despertando a la vida en español), sobre la que ya escribí en este mismo blog hace ya algún tiempo. El vídeo está subtitulado en español. Disfruten.

 


“¿Ha dicho… ¡bailar!?”

15 agosto 2011

Agosto: todo de colores


Enlace a la página de la sesión (con la lista de canciones)

Uno de mis tantos sueños todavía por cumplir es el llegar a ser un Dj, modesto, un pinchadiscos de aquellos que pone la música que le gusta y disfruta el doble viendo a la gente disfrutar con lo que suena.

Por ahora solo he podido hacerlo en alguna que otra fiesta de amigos, y la verdad es que me encanta y sirve de práctica para lo más importante: saber seleccionar la música ideal para que gente no decaiga y saber llevarla en una pequeña montaña rusa de subidas y bajadas.

La sesión de arriba es uno de las pocas que he grabado y me sirve de alguna manera como tarjeta de presentación. La selección se supone que es para un pub de copas, no para una discoteca con una gran sala de baile. Es sólo música para pasar un buen rato. Espero que les guste, ¡a-gosto-so!

El comienzo de la sesión es el final de la película Zorba el Griego editado por mí, siempre es bueno bailar con alguna buena idea en la cabeza.



“Es peligroso ser feliz”

6 agosto 2011

-"Este barrio no tiene ningún sentido" / "Todos los lugares del mundo tienen un sentido" - Cómic "Las calles de arena", de Paco Peña

Estoy de vuelta en Murcia. Más concretamente en Santomera. Bajar de París a Santomera a principios de agosto no es solo un desplazamiento en horizontal, según se mire, puede ser también una caída en vertical. Y París y Santomera estás a 1200km.

En unas horas apenas pasé de vestir jersey, chaqueta y fular bajo un cielo color metálico y una lluvia constante a andar casi todo el día en calzoncillos y no poder salir de casa hasta las 20h por el sol que arrasa la huerta murciana. Una vez alguien me dijo en Granada que “los aviones viajan más rápido que la mente de los hombres”, y es muy cierto. También un día me dijeron que los recuerdos distorsionan la realidad y tienden a llevarla a los extremos, de la felicidad o del dolor. Es cierto también, y yo añadiría “si no caen totalmente en el olvido”. Y sobre todo: “con el tiempo, todo queda en su lugar”: los momentos que se recuerdan como extrema felicidad dejan un simple y reconfortante rastro de cariño y los momentos asociados al dolor y al miedo acaban alejándose de nuestro umbral de resistencia y nos damos cuenta que nos han hecho más fuertes (y duros, vaya).

Pero para que ese momento llegue hace falta tiempo. Siempre todo necesita más tiempo del que pensamos. Hoy en día la paciencia es más que nunca un reto. Quien consigue hacer suya esa cualidad, es un artista.

Lo bueno de los viajes, entre muchas otras cosas, es que te sacan de la dinámica diaria de tu vida, por eso también es mucho mejor si el punto de partida y de llegada es radicalmente diferente: ese contraste te golpea sin remisión y al mismo tiempo te ayuda a colocar cada cosa en su sitio y a amueblar tus pensamientos.

Pero como siempre, hay que tener paciencia. Acabo de llegar y me queda mucho camino que recorrer todavía. Tengo que saber tomar carrerilla y coger una buena corriente de aire cuando salte de nuevo. Necesito algo de tiempo para pensar un poco, hay que saber bien donde se pisa, porque ya saben, como dice un verso de la canción de Chico Buarque que encontrarán más abajo, “es peligroso ser feliz”.

Yo estuve presente en este increíble concierto de Mônica Salmaso, en un teatro de São Paulo en el verano de 2007. Parece que el tiempo es una de las pocas cosas que va más rápido que los aviones. Disfruten.


Remember when you loved me…

9 febrero 2011

Here I am, one more time, mi colega del trabajo Oliver Moss (alias el mapache volador) ha ideado un pequeño gran concurso en PriceMinister.co.uk. Como San Valentín se acerca peligrosamente y él esconde bajo esa planta de rockero de la noche un romántico empedernido, va a realizar una lista de grandes canciones de amor que le harán llegar blogueros de todas partes. Aquí podéis encontrar las bases: http://www.priceminister.co.uk/events.html. Y aquí unas propuestas de regalos en Price para vuestros amourcitous, darling: Jazz, “músicas del mundo”, o trip-hop y downtempo.

Oliver pide tres canciones por cabeza y una breve explicación, me voy a dejar cientos de canciones en el tintero, pero vamos a ello con las tres primeras que me vienen a la cabeza.

FABRIZIO DE ANDRE – AMORE CHE VIENI, AMORE CHE VAI

A este cantante genovés lo conocí durante mi Erasmus, ya que era un ídolo para la gran mayoría de las muchachada transalpina, pero, casualidades de la vida, esta canción la he conocido aquí en París, una noche de guitarras después de una cena con amigos. La canción es simple y preciosa, al más puro estilo folk italiano de los 60, pero en realidad merece la pena solo por los dos últimos versos: “io t’ ho amato sempre , non t’ ho amato mai, amore che vieni , amore che vai”, o lo que es lo mismo: “te he amado siempre, nunca te amé… amor que vienes, amor que te vas”.

JOAQUiN SABINA – Y SIN EMBARGO

Elección tal vez poco original, pero aquí no se trata de ser original, si no de dar canciones brutales, esas canciones que te hubiera gustado escribir a ti mismo. Un clásico del maestro, una canción que podré escuchar dentro de 100 años y me seguirá pareciendo igual de maravillosa. Matadora.

CIBELLE – GREEN GRASS

Esta es una versión de una canción del gran Tom Waits (que si escuchan con atención, se darán cuenta de que participa aquí en los coros). Si la canción de por si ya era bonita, Cibelle con su voz y los arreglos de harpa la ha llevado a otra dimensión.

Feliz San Valentín al que lo celebre en pareja, y al que no, feliz Día del Amor Propio, que debería de ser todos y cada uno de los días del año. No lo olviden, sean felices.


Prefiero ser una metamorfosis ambulante

7 febrero 2011

Allá por el mes de junio del año pasado, mientras buscaba algún que otro concurso literario con el que ponerme un poco a prueba, caí en la página del concurso Todos somos diferentes de la Fundación de Derechos Civiles (CIVILIA). Me tocó la fibra aquello que decía en las bases del concurso de: “su objetivo es distinguir aquellas creaciones originales que conjuguen la calidad artística con una especial sensibilidad y capacidad de comunicación y denuncia de realidades racistas o de intolerancia”.

Me atraía muchísimo la idea de escribir un pequeño relato con moraleja y que además tuviera algo de denuncia… pero no me acababa de llegar ninguna idea. Sin embargo, como en tantas otras situaciones de la vida, muchas veces no tienes que devanarte los sesos para buscar algo que ya tienes delante. Yo creo que la gran mayoría de nuestros problemas personales vienen por falta de empatía, es decir, por falta de comprensión y una pésima comunicación, porque no sabemos hacer aquello tan simple y complejo a la vez de salir de uno mismo y ver la situación desde el punto de vista del otro, o salir del todo y ver la situación entera desde fuera.

En mi vida personal me sentía un poco así por muchos diferentes motivos: me ocurrían muchas cosas que trataba de explicar en vano a la gente de mi alrededor, pero entre mi dificultad para hacerme entender y el poco interés que suele mostrar la gente por los problemas de los demás, me veía abocado a “tirar p’alante” con una cierta resignación. En algunos de esos momentos pensaba: “si tan sólo se pudieran poner en mi lugar”… y de esa idea surgió esta fábula un poco fantástica.

Escribí el relato a toda prisa, en apenas 3 o 4 días, la última noche no dormí para poder acabarlo, hice una última lectura rápida en el trabajo y lo mandé 5 minutos antes de que acabara el plazo de entrega, sin revisiones, sin correcciones. Al final tuve el inmenso honor de quedar entre los 40 finalistas (de más de 1000 relatos presentados)… pero eso no quita que me quede un cierta decepción sabiendo que si hubiera tenido algo más de tiempo podría haber quedado algo mucho más elaborado. Porque, no nos engañemos, este relato, está concebido con el corazón, pero está escrito un poco como el culo. Cosas de la vida, hay que ir poco a poco.

 

Si quieren leerlo (4 páginas de nada en un archivo Word, se lee en 10 min), sólo tienen que hacer clic aquí:

Descargar y leer “La metamorfosis ambulante” – Pablo Anton


Y ahora, unos vídeos musicales que hacen referencia al relato.

La canción de la que he tomado prestado el título, del rockero brasileño por excelencia, el bahiano Raúl Seixas. Esta canción, que aparece en la película Cidade de Deus, es un tema mítico del disco Krig-ha, Bandolo! de 1973 y es  un tema archiconocido en Brasil. Un clásico.

Una de las niñas del relato se llama Nídia, como Nídia Góngora, la cantante colombiana de este temazo del dj, productor y compositor inglés Will Holland y su Quantic and his Combo Bárbaro, seguramente la canción que más he escuchado el último año y que más me anima.

Tuve la inmensa fortuna de ver en directo a Quantic en his Combo Bárbaro en verano pasado en el Cabaret Sauvage parisino. Salgo un par de veces entre el público en este vídeo del concierto. Fue impresionante.

La otra niña del relato se llama Cibelle, como la diosa griega de la Madre Tierra, y también como la indescriptible e indefinible cantante brasileña Cibelle Cavelli Bastos, a la que también he podido ver en directo un par de veces este año. Me lleva loquito esta chica, y cada vez hace experimentos musicales más extraños y mejores. Aquí tienen su último videoclip:

Y recuerden, estén siempre atentos a lo que encuentran a su alrededor y salgan más a menudo de sí mismos.

 

Yo pispo con una de las citas del cuento, en la librería Shakespeare & Co.


Se nos fue un trocito de Albayzin

15 diciembre 2010

Lo vi cantar tres veces en mi vida, siempre de lejos, de tanta gente que se agolpaba para asistir en silencio al espectáculo de su quejío. Me perdí su último concierto en París, el abril pasado, tardé varios días en perdonármelo. Lo ví dos veces “en persona” en un bar de Granada, afable, enorme, accesible, imponente. Creo que fue un hombre bueno, un sabio iluminado, una persona sensible con una visión cósmica, un flamenco que sublimó y popularizó ese arte al que se consagró, un hombre sencillo y feliz. Un grande. Gracias maestro.

Enrique Morente, “matando el tiempo” :-)
EL PEQUEÑO RELOJ – ENRIQUE MORENTE (2003)
He aquí otra manera de medir / Y gira el llanto sin cesar,
Como el rosario, como la noria / Como el mundo, como la espiral /Del mecanismo perfecto y perpetuo de un reloj.

El año, el siglo, el tiempo / El llanto y el tiempo contando los pasos. / Contamos el tiempo con las cuentas amargas de las lágrimas. / El pequeño reloj /

Y también contamos el tiempo con el mar. / El mar movido eternamente por el viento / Que el mar también es un reloj. / El gran reloj.

Una ola, dos olas, tres olas / Pasan los años y los siglos / Y las horas no cesan / Las olas van y vienen y se rompen / Hay más olas que estrellas / Y que granos de arena / Y contamos el tiempo / Con las olas amargas coronadas de espuma.

Yo no le temo a las olas / Ni a los grandes temporales / Yo le temo a tus ojillos / Cuando dejan de mirarme.

Que me toque arrebato / Las campanas del olvido / Venga y apaguen el fuego / Que esta gitana ha encendido.


Obsesiones de un mes de junio

26 junio 2010

Caetano Veloso versionando Billie Jean de Michael Jackson (con sorpresa final)

Un cuento de niños para adultos del recientemente desaparecido José Saramago, uno de los más grandes.

Descubrimiento maravilloso que me llegó del Realejo granaíno.

Actuación impresionante del bueno de Milton Nascimento con su amigo Wagner Tiso.

Staff Benda Bilili, un grupo musical que viene del Congo. Unos fieras increíbles con un directo brutal que pude disfrutar hace una semanita gratis por el día de la Fiesta de la Música.


El día que desaparezca en la curva del cielo

17 junio 2010

Cuando una de tus aficiones es investigar en busca de música (rara, buena, extraña, original, atrayente, bailonga, alegre, tristona, experimental, desconocida, etc.) corres el riesgo de encontrarte a veces con ciertas cosas que no esperabas, que no las ves venir, te golpean de lleno y que te dejan fuera de combate. Esta canción, del artista brasileño Amnese, es una de esas raras coincidencias que nos depara la vida.

O DIA EM QUE RESOLVI SUMIR – AMNESE

Um dia eu resolvi sumir.

E eu sumi porque eu queria ver
Como é que o mundo giraria sem mim.
Antes, antes de tudo isso,
Até queria ser invisível,
Só pra não ser notado,
Esconder-me, desaparecer.

Mas só agora, depois de tanto tempo,
Depois de um dia horrível,
Uma noite sem dormir,
Foi que eu deixei todas as coisas
e com a roupa do corpo,
algum dinheiro no bolso,
Eu saí por ai. fui lá, no alto,
Só pra descobrir que o mundo continuava a girar sem mim.

Isso foi no dia em que eu resolvi sumir.

Foi assim que eu resolvi desaparecer,
Eu desapareci pra procurar,
E procurar que sempre foi transitivo direto, sempre foi,
E que agora desconhecia qualquer complemento e isso,
Meu amigo, isso, isso não era a única coisa
Que não fazia sentido algum por aqui.

E se você soubesse o quão egoísta eu me sentia,
Você entenderia porque que naquele dia eu resolvi sumir.

E eu sumi porque mesmo o mundo,
Ele girando sem a minha força,
Girando sem depender de mim,
Sem a minha vontade, o meu mundo,
O meu mundo, esse nunca tinha saído do lugar.

E agora eu não posso mais esperar
pra ver o meu mundo começar a girar.

Talvez tenha sido que eu tenha ido procurar.

Depois que eu fugi, eu fui procurar por Sofia.
Sofia estava na curva do céu.

Mi traducción de la letra.
EL DÍA QUE DECIDÍ DESAPARECER – AMNESE

Un día decidí desaparecer.

Desaparecí porque quería ver
como el mundo giraría sin mí.
Antes, antes de todo eso,
incluso quería ser invisible,
solo para pasar desapercibido,
esconderme, esfumarme.

Pero solo ahora, después de tanto tiempo,
después de un día horrible,
de una noche sin dormir,
ahora he dejado todas mis cosas
y con la ropa que llevaba puesta,
algún dinero en el bolsillo,
me fui por ahí. Me fui para allá arriba,
para entonces descubrir que el mundo seguía girando sin mí.

Eso pasó el día en que decidí desaparecer.

Fue así como decidí desaparecer,
desaparecí para buscar,
buscar siempre fue transitivo directo, siempre lo ha sido,
y ahora desconocía cualquier complemento y eso,
mi amigo, eso, eso no era lo único
que no tenía ningún sentido por aquí.

Y si supieras cuán egoísta me sentía,
comprenderías porque aquel día decidí desaparecer.

Y yo desaparecí porque incluso el mundo,
girando sin mi fuerza,
girando sin depender de mí,
sin mi voluntad, mi mundo,
mi mundo, siempre estuvo en el mismo lugar.

Y ahora ya no puedo espera para ver
que mi mundo empieza a girar.

Tal vez sea eso lo que fui a buscar.

Después de haber huido, fui en busca de Sofía.
Sofía estaba en la curva del cielo.

 


O telefone tocou novamente

3 junio 2010

Microrrelato presentado al Premio Revista Eñe de Literatura Móvil:

Julio no supo qué pensar cuando, hablando por teléfono con su ex novia, con la que había cortado no hace mucho, y después de haber discutido durante más de una hora con ella, él le preguntó: “Y además, ¿sabes quién de los dos provocó nuestra ruptura con su actitud?”, y tras escuchar un bufido, tan solo recibió por respuesta el tono del teléfono que le decía: “Tú, tú, tú, tú, tú, tú, tú, tú, tú, tú, tú, tú…”.

El relato mezclado con (qué insolencia) Apesar de você de Chico Buarque:


Hace un año y parece un siglo

22 mayo 2010

DEFENSA DE LA ALEGRÍA

a trini

Defender la alegría como una trinchera
defenderla del escándalo y la rutina
de la miseria y los miserables
de las ausencias transitorias
y las definitivas

defender la alegría como un principio
defenderla del pasmo y las pesadillas
de los neutrales y de los neutrones
de las dulces infamias
y los graves diagnósticos

defender la alegría como una bandera
defenderla del rayo y la melancolía
de los ingenuos y de los canallas
de la retórica y los paros cardiacos
de las endemias y las academias

defender la alegría como un destino
defenderla del fuego y de los bomberos
de los suicidas y los homicidas
de las vacaciones y del agobio
de la obligación de estar alegres

defender la alegría como una certeza
defenderla del óxido y la roña
de la famosa pátina del tiempo
del relente y del oportunismo
de los proxenetas de la risa

defender la alegría como un derecho
defenderla de dios y del invierno
de las mayúsculas y de la muerte
de los apellidos y las lástimas
del azar
                  y también de la alegría.

MARIO BENEDETTI 


La quimera del oro

29 abril 2010

Ahora, después de una semana de saber el fallo del III Premio Internacional de poesía de la Fundación Jesús Serra, del que he resultado ganador (finalmente ex aequo, cosa que supe después), publico aquí poema. Pedí permiso a la organización para publicarlo aquí, ya que es de mi autoría y no pretendo obtener beneficios con él, tan solo que la gente lo lea y con suerte, que a alguien le guste y le sirva. Como he recibido una respuesta extrañamente escueta y que además no tocaba este asunto, he pensado que quien calla otorga y que están de acuerdo.

Creo que el poema requiere una mínima explicación, para poder acercarse mejor a él. Es un poema un tanto experimental, conceptual. Se me ocurrió allá por finales de enero de este año, preparando una unidad didáctica para mis alumnos de esas de “completa con la palabra adecuada”. Nunca me han agradado demasiado ese tipo de actividades, porque normalmente no se les da a los alumnos libertad a la hora de realizarlo. Pero este año yo sí que les dí esa libertad en un par de clases y se produjeron situaciones realmente interesantes. Así que pensé: “¿Por qué no intentar lo mismo para adultos?”. Porque a veces nos pensamos demasiado adultos y se nos olvida jugar. Hay que probar, ensayar, experimentar, hacer, deshacer y rehacer.

Mi amigo Adrián, que está realizando un tremendísimo programa de radio en una emisora libre en Madrid, me pidió que me grabara leyendo este poema para emitirlo. Al final del poema, en el pequeño reproductor, podrán encontrar un archivo de audio en el que recito el poema sobre la canción De Usuhaia a la Quiaca, de Gustavo Santaolalla, perteneciente a la banda sonora de Diarios de Motocicleta. Una canción que me encanta y que ya mezclé con otro poema de Benedetti que adoro (y que espero utilizar en un futuro, espero, no muy lejano, para abrir alguna sesión de Dj. Que no está mal empezar la noche con un poco de furia existencial). El resultado de esta mezcla, al final de esta entrada. Espero que les guste. Chau.

 

SOBRAN LAS

                                           A

Todas mis noches están llenas de
todavía recuerdo tus
aún sigo pensando en
pero no aprendo a
estoy exhausto de tanto
de ver cómo la luz escapa de
de recordar febril como me
de sentir en las manos como tú te
y te temblaban quebradizas las
al rozarte apenas la
y tu imagen me recordaba a
te transmutabas en una
y yo me vencía a tus
 
Tengo miedo de no volver a
de no repetir más esas
y pensar que desaprovecho mi
solo porque no salgo a
porque me falta el valor de
 
Quiero arrancarme esta
despojarme de todos los
abrir de nuevo al sol las
y saberme vivo porque
confiar en que todo puede
no pedir nada que no
no dar nada que no
dejar simplemente que
comprender muy tarde que la vida era
y olvidar, por fin, que
que yo
y que tú
 
Sin más explicaciones.
 

PABLO ANTÓN

Audio del poema

Aquí, en la página del ayuntamiento de Palafrugell, se pueden leer todos los poemas ganadores (en las tres categorías diferentes). Mi poema, en la página 7: Poemas ganadores del III Premio Internacional de Poesía Fundación Jesús Serra. 

 

NO TE SALVES

No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo
Pero si pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces
No te quedes conmigo.

MARIO BENEDETTI

Audio del poema


A %d blogueros les gusta esto: