El día que desaparezca en la curva del cielo

17 junio 2010

Cuando una de tus aficiones es investigar en busca de música (rara, buena, extraña, original, atrayente, bailonga, alegre, tristona, experimental, desconocida, etc.) corres el riesgo de encontrarte a veces con ciertas cosas que no esperabas, que no las ves venir, te golpean de lleno y que te dejan fuera de combate. Esta canción, del artista brasileño Amnese, es una de esas raras coincidencias que nos depara la vida.

O DIA EM QUE RESOLVI SUMIR – AMNESE

Um dia eu resolvi sumir.

E eu sumi porque eu queria ver
Como é que o mundo giraria sem mim.
Antes, antes de tudo isso,
Até queria ser invisível,
Só pra não ser notado,
Esconder-me, desaparecer.

Mas só agora, depois de tanto tempo,
Depois de um dia horrível,
Uma noite sem dormir,
Foi que eu deixei todas as coisas
e com a roupa do corpo,
algum dinheiro no bolso,
Eu saí por ai. fui lá, no alto,
Só pra descobrir que o mundo continuava a girar sem mim.

Isso foi no dia em que eu resolvi sumir.

Foi assim que eu resolvi desaparecer,
Eu desapareci pra procurar,
E procurar que sempre foi transitivo direto, sempre foi,
E que agora desconhecia qualquer complemento e isso,
Meu amigo, isso, isso não era a única coisa
Que não fazia sentido algum por aqui.

E se você soubesse o quão egoísta eu me sentia,
Você entenderia porque que naquele dia eu resolvi sumir.

E eu sumi porque mesmo o mundo,
Ele girando sem a minha força,
Girando sem depender de mim,
Sem a minha vontade, o meu mundo,
O meu mundo, esse nunca tinha saído do lugar.

E agora eu não posso mais esperar
pra ver o meu mundo começar a girar.

Talvez tenha sido que eu tenha ido procurar.

Depois que eu fugi, eu fui procurar por Sofia.
Sofia estava na curva do céu.

Mi traducción de la letra.
EL DÍA QUE DECIDÍ DESAPARECER – AMNESE

Un día decidí desaparecer.

Desaparecí porque quería ver
como el mundo giraría sin mí.
Antes, antes de todo eso,
incluso quería ser invisible,
solo para pasar desapercibido,
esconderme, esfumarme.

Pero solo ahora, después de tanto tiempo,
después de un día horrible,
de una noche sin dormir,
ahora he dejado todas mis cosas
y con la ropa que llevaba puesta,
algún dinero en el bolsillo,
me fui por ahí. Me fui para allá arriba,
para entonces descubrir que el mundo seguía girando sin mí.

Eso pasó el día en que decidí desaparecer.

Fue así como decidí desaparecer,
desaparecí para buscar,
buscar siempre fue transitivo directo, siempre lo ha sido,
y ahora desconocía cualquier complemento y eso,
mi amigo, eso, eso no era lo único
que no tenía ningún sentido por aquí.

Y si supieras cuán egoísta me sentía,
comprenderías porque aquel día decidí desaparecer.

Y yo desaparecí porque incluso el mundo,
girando sin mi fuerza,
girando sin depender de mí,
sin mi voluntad, mi mundo,
mi mundo, siempre estuvo en el mismo lugar.

Y ahora ya no puedo espera para ver
que mi mundo empieza a girar.

Tal vez sea eso lo que fui a buscar.

Después de haber huido, fui en busca de Sofía.
Sofía estaba en la curva del cielo.

 


André Abujamra – Mafaro 2010

25 mayo 2010

Un impresionante disco de un brasileño loco que hace afrobeat y lo mezcla con música balcánica, oriental, electrónica y un largo etcétera. Una muy grata sorpresa.

Pincha en el logo para ir a mi crítica del disco en AJH.

Videoclip del single Origem, uno de los afrobeats más originales que yo haya escuchado.

Pincha y gana :-)

Apoya a los artistas. Si te gusta, hazte con él.


Céu – Vagarosa – 2009

22 mayo 2010

El segundo discazo de una de las nuevas voces de la música brasileña, reggae y dub buenísimos en todas las canciones. Muy recomendable.

Pincha en el logo para ir a mi crítca del disco en AJH

Y en un programa de radio en Seattle en el verano de 2009

Pincha y gana :-)

Apoya a los artistas. Si te gusta, hazte con él.


Tierra, soy errante navegante

11 julio 2009

A veces es muy frustrante intentar traducir la letra de una canción para saber lo que dice, ya que muchas veces pierde el encanto. Eso sucede sobre todo si no conocemos bien esa lengua. Si tenemos un buen conocimiento de la lengua en la que se canta la canción ni siquiera necesitamos traducirlo, lo bonito es que nos viene a la cabeza el significado completo sin necesidad de hacer una correspondencia total de palabras o de segmentos conceptuales, nos viene a la cabeza directamente. De eso siempre me he dado cuenta a la hora de intentar traducirle a alguien una canción brasileña: nunca le llegará tan bien el mensaje a esa persona hasta que no se empape de la lengua, de la sonoridad de las palabras, de la ternura que transmite decir una expresión de una manera peculiar y que sólo se puede decir así en ese idioma.

Por pereza estaba buscando la traducción de la letra de Leãozinho, de Caetano Veloso, canción mítica para mí donde las haya, y sin querer me he enterado de que hace unas dos décadas uno de los mejores grupos que ha dado este país, Radio Futura, hizo una versión de la canción Terra de Caetano. Una interpretación en la lengua propia es lo más cerca que se puede estar de transmitir los sentimientos de la canción original. Y aunque está genial la versión, más moderna, con ese toque a caballo entre lo místico y lo hindú, una vez que he escuchado la versión de Caetano para mí no hay otra. Por otra parte, la auténtica maestría de artesano de la lengua portuguesa de la que hace gala siempre Caetano hace que no tenga rival la sonoridad de sus fraseos. Sublime.

La canción habla sobre la primera vez que Caetano vio una fotografía de la Tierra tomada desde el espacio. Cuando el hombre llegó a la Luna, él se encontraba en la cárcel por subersivo, por haberse rebelado contra la dictadura que reinaba entonces en Brasil. Entonces se tuvo que conformar con verla por un recorte de periódico que le pasaron a su celda. Es mítico el enfrentamiento que tuvo con el público de un famoso concurso musical nacional, al estilo San Remo pero en Brasil, en 1968, cantando É proibido proibir (Está prohibido prohibir). Ante los silbidos del público aborregado, Caetano dejó de cantar y se puso a gritar, acusándolos de no querer cambiar las cosas, de no querer actuar, de no luchar por la libertad. Al bajar del escenario lo arrestaron  y lo metieron en la cárcel. A los pocos meses se exilió a Londres.

Demos las gracias hermanos a ciertos dictadores de nuestra era, ya que sin ellos, gente como Caetano Veloso o Joaquín Sabina no habrían salido fuera de sus países enrrabietados y con ganas de revolucionar la escena musical y cultural de sus respectivos países. Con sus respectivos desexilios, estos “errantes navegantes” abrieron caminos totalmente nuevos y renovados.


Fiesta de Ondiña Solidaria en el Boogaclub

2 marzo 2009

La ONG Ondiña Solidaria celebró el fin de semana pasado (sábado 21) una fiesta de carnaval brasileiro para recaudar fondos para sus proyectos en España y Brasil. Yo, como voluntario-traductor de Ondiña, no podía faltar, así que allá que fui con mis tres compañeros de finde (Gisela, Amaia y Adrián), con todo el ánimo, alegría y valor del mundo (porque hace falta valor para ir pintados como íbamos Adri y yo…). Nos tomamos muy en serio el carnaval brasileño y allí estuvimos animando la fiesta, y oiga, todo de manera altruista.

Aquí os dejo el texto que mandó la presidenta de la ONG a modo de epílogo y de propina un collage con fotos de la fiesta:

Lee el resto de esta entrada »


Nefelibata, estaba escrito…

17 febrero 2009

37068954

Seguro que conocéis el juego del diccionario. Sí, ese en el que una persona (de un mínimo de tres) coge un diccionario y elige una palabra, y el resto de jugadores tienen que escribir la definición que les evoque esa palabra en un folio.

A finales de mayo de 2007 me encontraba en João Pessoa de intercambio académico. Esos eran los últimos días que pasaría en esa maravillosa ciudad antes de emprender un viaje pseudo-mochilero por medio Brasil com o meu parceiro Carlos, y apetecía bajar las revoluciones del viaje y pasar unos ratitos a gusto con algunos de los buenos amigos que hicimos allí. Una de las personas más especiales y que más me marcaron en mi estancia en la capital paraibana fue sin duda Zonda Bez, un periodista y artista visual pernambucano que luchaba por hacer llegar el cine a los más recónditos rincones del estado de Paraíba.

Una noche estábamos los tres en su fabulosa casita del barrio de Castelo Branco, a tiro de piedra del campus de la UFPB. Tirados en el suelo y con un sopor embriagador vagando en el ambiente, decidimos ponernos a jugar (valga la redundancia) al juego del diccionario. Yo elegí empezar primero y escogí la palabra totalmente al azar, esto es, abrí el diccionario por una página cualquiera y con los ojos cerrados dejé que mi dedo cayera en la página.

Cuando los abrí no podía dar crédito de lo que estaba viendo. ¡Qué palabra tan bonita! ¡Qué sonoridad! ¡¡Qué significado!! ¡albricias! ¡evohé! ¡caracoles con tomate! Ante mi mirada atónita, les dije la palabra y les pedí que la escribieran, que enseguida entenderían mi asombro. La palabra en cuestión, elegida inocentemente a ciegas, era NEFELIBATA:

Lee el resto de esta entrada »


A %d blogueros les gusta esto: